Procesión Viernes Santo

El 1 abril 2010 (Jueves Santo) La Cofradia de desplaza a la Parroquia de Santa Gertrudis y realiza una Procesión.

En el año 2009 ocurren una serie de aconteciemientos históricos, por no haber sucedido anteriormente. Por pirmera vez se realiza una Procesión Penitencial, con la colaboración y compañia de la Cofradia de Ntra. Sra. de los Dolores, nuestra Cofradia realiza una Procesión en la Parroquia de Sant Jordi. Por otra parte, el Viernes Santo, y por primera vez en la historia, la Procesión no se completa por todas las Cofradias debido a un fuerte chubasco.

En el año 2004, a instancia de esta Cofradía, se reunen todas las cofradías del muncipio, para realizar acciones conjuntas en aspectos como solicitar subvenciones, realizar un cartel de Semana Santa, etc.

En el año 2002, y ante una situación atmosférica inestable, se invitó a la Cofradía de La Piedad a salir conjuntamente de la Iglesia de Sto. Domingo, para evitar que su paso pudiera caer en las húmedas calles de Dalt Vila. Ese año, no se dió la vuelta al Paseo de Vara de Rey.

2001 se reemplazó la peana del Ecce-Homo realizada de madera, por una con forma piramidal, más ancha y construida en aluminio. Ese año, se dió la vuelta al Paseo de Vara de Rey, punto de divergencia entre las diferentes cofradías.

El 2000 es un año de cambios. Se construye una nueva peada de hierro para portar a hombros el Smo. Cristo, por dieciséis personas. Este nuevo paso, tiene un mecanismo, mediante el cual, la Cruz es inclinada, para así poder pasar por la puerta de la Iglesia.; (hasta ese año la imagen partía de la Plaza España -Plaza del Ayuntamiento, ya colocada en el carro).

Entre los cambios que se realizan, están el de reservar la Iglesia sólo para los cofrades, cerrandose el recinto aproximadamente a las 20:30, para conceder a unos minutos de reflexión e intimidad. En este tiempo, y ya siendo regla en las procesiones siguientes, el Rvo. P. Francisco Javier Torres Peters, dirige unas breves palabras, tras las cuales hay un minuto de silencio, acompañado de la pieza “Silencio Americano”, interpretada con trompeta, a continuación, el presidente recuerda las normas que hay que seguir en la procesión, así como cualquier noticia relevante.

Apartir de las 21:00, se abren las puertas de la Iglesia, y de una forma ordenada se colocan los Cofrades en la Calle General Balanzat. El orden de salida, es el siguiente; primero inicia la salida, hacia la derecha el estandarte, bajando unos 15 metros, seguido de los penitentes con las velas apagadas, que se despliegan en toda la calle, formando dos filas. A continuación la banda de tambores y cornetas sale a la izquierda (hacia abajo), para girar 180º y quedarse mirando la salida, y mientras tocan el “Himno Nacional” de bandas de cornetas y tambores, sale la venerada imagen del Ecce-Homo y se coloca cara a la bajada, frente a la puerta del claustro del Ayuntamiento.

A continuación, con el acompañamiento único de una trompeta, comienza el proceso de inclinar el Smo. Cristo para que pase por la puerta, y tras enderezarlo y salir, gira a la izquierda, en dirección a la Plaza del Ayuntamiento, donde esperará junto con el resto, la incorporación a la procesión. Este breve trayecto, es acompañado por la pieza Marcha Procesional Cristo del Cementerio, interpretada por la Banda Municipal.

En este momento de espera a las restantes cofradías, se encienden la antorchas. El tiempo aproximado del despliegue es de 20-25 minutos, y en general se espera unos 15-25 minutos.

En la procesión de 2000, se portaron todas las imágenes a hombros (La Piedad, Cristo de la Agonia y Smo. Cristo del Cementerio), lo que provocó un retraso considerable en la Procesión (a las 23:00, el Smo. Cristo estaba frente a la estatua de Isidoro Macabich). A iniciativa del presidente, se estableció no dar la vuelta programada al Paseo de Vara de Rey, lo cual tuvo muchas críticas, pero permitió un regreso a la Iglesia a las 2:00.

En 1967 la imagen se colocó sobre un carro funerario, que le daba más realce, estaba mas profusamente adornado de claveles y velas, aparte de la luz eléctrica. Llevaba 100 docenas de claveles rojos. El Ecce-Homo llevaba 20 docenas de claves rojos y 24 velas largas de 45 centímetros.

En 1965, la talla del Ecce-Homo, se agregó a la Cofradía del Smo. Cristo del Cementerio, participando en la procesión. De esta manera, la Cofradía del Smo. Cristo del Cementerio es la única de las Pitiusas que interviene en la procesión portando dos pasos.

En ese mismo año, la Cofradía inauguró dos procesiones propias:

1ª -La del Lunes Santo, en la que se portaba al Smo. Cristo en posición horizontal inclinada y se bajaba a la Marina, siguiendo caminos alternativos, para de nuevo, regresar a la Iglesia de Santo Domingo, acompañado de unos pocos tambores y cornetas. El iniciador o responsable de la banda era el fotógrafo Vicente Domínguez.

2ª- La del Miércoles Santo que se celebraba partiendo de la Iglesia del Hospitalet, con el Ecce-Homo, y recorría las calles de Dalt Vila y finalizaba en Santo Domingo, también iba acompañada de la banda de tambores y cornetas.

En 1963, se incorporó la imagen del Ecce-Homo, que quedaría en la Iglesia del Hospitalet.

 En 1960, siendo presbítero D. José Prats Torres, hizo una remodelación de la estructura de la Cofradía, participando en la procesión ese mismo año. El Smo. Cristo era llevado en posición vertical sobre una peana, portada por ocho cofrades.

En 1958, se incorporó a la procesión, la imagen del Santo Cristo de la Agonía, de la Parroquia de Santa Cruz, cuyo fundador es D. Lucas Ramón Torres, presbítero y canónigo prefecto de ceremonias de la S.I.C.

En 1955, la imagen de Ntra. Sra. de la Piedad se incorpora a la procesión.

En 1947, se agregaría a la procesión, la imagen de la Virgen de los Dolores.

En 1944, se realizó por primera vez en Ibiza, la procesión del Santo Entierro con la imagen del Santo Cristo Yacente.